Bienvenido al Centro Quiropráctico Chalukian!

Horario de Atención : Lunes a Viernes 9:00 a 20:00
  Contacto : (54) 11-4242-7849

Todos los artículos en la Categoría: Publicaciones Quiropraxia

Historia de la Quiropraxia

Daniel David Palmer (1845 – 1913), el padre de la Quiropraxia

Las manipulaciones vertebrales como medida terapéutica han sido utilizadas desde tiempo inmemorial para aliviar o resolver variados procesos y sus orígenes se pierden en la noche de los tiempos. Desde los tiempos de los antiguos egipcios se conocía la relación de la salud con la columna vertebral. Hipócrates, 350 años antes de Cristo recomendaba a sus discípulos buscar en la columna vertebral la causa de muchas enfermedades y dedicó 2 de sus libros al arte de corregirla.

Pero la Quiropraxia, tal como la conocemos hoy día, tiene una fecha de nacimiento precisa: el 18 de Septiembre de 1895. Y un creador: Daniel David Palmer. Y, premonitoriamente, no nació de la cura de un dolor de espalda, una ciática o un tortícolis sino de la cura de una enfermedad orgánica: una sordera. Ese día  practicó su famoso ajuste en Harvey Lillard, el portero negro del edificio en el que tenía su consultorio en Davenport, Iowa, Estados Unidos. Aquí está la descripción de lo que pasó ese día en sus propias palabras:

 

“... El arte de la terapia vertebral es antiguo. Yo tengo en alta consideración a quienes lo descubrieron, así como a quienes me seguirán, generación tras generación, y con sus trabajos contribuirán al desarrollo del natural arte de curar.” 
Hipócrates, 460 aC.

"Harvey Lillard no podía oír el ruido de las ruedas de los carruajes que pasaban por la calle o el tictac de un reloj. Le pregunté la causa de su sordera y me informó que 17 años atrás, después de hacer un esfuerzo en una posición agachada, sintió algo que se le movió en la espalda y un dolor agudo e inmediatamente quedó sordo. Un examen me mostró que una vértebra estaba fuera de su posición normal. Razoné que si esa vértebra era puesta en su lugar, el oído del hombre debería ser restaurado. Con éste objetivo a la vista, una conversación de media hora me permitió convencer al Sr. Lillard de que me deje hacerlo. La volví a su posición usando la apófisis espinosa como palanca, y pronto el hombre pudo oír como antes. Esto no tuvo nada de accidental, fue hecho con un objetivo, y el resultado esperado fue obtenido. No hubo nada de rústico en ése ajuste, fue específico, tanto que ningún otro quiropractor lo ha igualado".

Claro que D.D. Palmer no fue el primer hombre en ajustar una vértebra subluxada, pero sí fue el primero en sistematizar los ajustes y el primero en darle un nombre. El mismo Palmer afirmó que había aprendido el arte de la manipulación del Dr. Jim Atkinson que había residido en Davenport. También parecía estar al tanto del uso de la manipulación vertebral por los antiguos griegos, y describe la manipulación que hizo así:

         "He dicho de palabra y por escrito repetidamente y ahora enfáticamente vuelvo a afirmar que no soy la primera persona que repone una vértebra subluxada porque éste arte ha sido practicado por cientos de años. Yo reclamo, de todas maneras, ser el primero en reponer una vértebra subluxada usando las apófisis espinosas y transversas como palancas para llevar a la vértebra a una posición normal, y partiendo de éste hecho básico, crear una ciencia que está destinada a revolucionar la teoría y la práctica del arte de curar".

         Palmer trató durante tres días a Lillard, quien se recuperó completamente. En un principio, el Dr. Palmer creyó haber descubierto la cura para la sordera, pero después de muchos fracasos en este aspecto, y de resonado éxito en otras disfunciones y enfermedades, llegó a la conclusión de que la columna vertebral tenía un rol vital en el funcionamiento de todo el organismo. Lo que el Dr. Palmer descubrió no fue simplemente un tratamiento, sino un nuevo principio fundamental. Mucho antes de que la ciencia descubriera y reconociera que las funciones del cuerpo están controladas interna e innatamente por el cerebro y el sistema nervioso, Palmer construyó los cimientos de toda una filosofía, ciencia y arte basados en éste principio.

D. D. Palmer sabía qué hacer con sus pacientes, lo que no comprendía era porqué. Cada vez más sorprendido por su efectividad, volvió a sus estudios de anatomía y fisiología para aprender más sobre la conexión entre la fuerza vital, la columna vertebral y la salud. La gran cultura que había acumulado en años anteriores comenzó a dar sus frutos. Rápidamente se le hizo evidente que sus ajustes vertebrales estaban corrigiendo subluxaciones, y que de esa manera removía la interferencia nerviosa que producía los problemas de salud de sus pacientes. Concluyó que la falta de salud no se debía a una entidad que ataca desde afuera, sino que todo se debe a una falla desde adentro, y se abocó a estudiar la causa.

Conversando con uno de sus primeros pacientes, su amigo el reverendo Samuel Weed, sobre qué nombre debería ponerle a la nueva ciencia, éste sugirió "quiroeupraxia". Del griego kiro: mano, eupraxia: técnica para hacer el bien. Kiroeupraxia: arte de hacer bien con las manos. Pero adoptó "quiropraxia" (hecho con las manos) por su más fácil pronunciación.

 

Bartlett Joshua Palmer (1881 – 1961) – El revelador de la Quiropraxia

            Nacido el 10 de septiembre de 1881 en What Cheer, Iowa, el hijo de D.D. Palmer, Bartlett Joshua, B. J., como luego sería conocido por todos, fue quien llevó a la Quiropraxia a convertirse en una profesión independiente con su ciencia, arte y filosofía. Su aporte es tan grande que nada de lo que hoy día se hable en campo de la Quiropraxia deja de tener su origen en B.J.; y tal vez sin él ésta habría muerto junto con su padre en 1913. Escribir una biografía de su vida es una tarea que llevaría varios volúmenes por lo intensa y prolífica. Se la puede seguir a través de su obra y en los 39 libros que escribió. En 1902 se graduó en la escuela de su padre y en poco tiempo además de ayudar a sus pacientes fue tomando más y más responsabilidades en la escuela y en la clínica y trabajando incansablemente hasta el día de su muerte en el desarrollo de la profesión en todos sus aspectos. Estas palabras suyas lo retratan fielmente:

 

..."Soy un Quiropractor que trabaja con las ciencias del Universo al restaurar la vida en seres humanos mediante el arte del ajuste. No prescribo, trato, ni diagnostico enfermedades. Solo utilizo mis manos. Trabajo con ese “algo” misterioso que creó mi cuerpo de dos células. Hace infinito tiempo fui puesto en este cuerpo para experimentar. El poder cósmico que me creó, que también mueve los mares, rota la tierra, dirige los cielos, da vida, y la quita, es el todo. El poder que puso el Universo en movimiento y me creó, no me abandonó cuando me liberé de la seguridad uterina de mi madre terrenal. Todavía está conmigo y me protege mientras que mueve todas las formas hacia su objetivo final predestinado. No es mi trabajo cuestionar racionalmente “porqué” o “dónde”, pero sí vivir innatamente y vivir para ayudar a otros seres en esta vida. Y con éste ajuste quiropráctico uso todos los poderes y energías que mueven este universo para permitir a otros seres la chance de vivir libres de dificultades. No deseo nada a cambio, solo la chance de DAR. Dar con lo único que tengo, amor. Y amo todo, al remover eso que interfiere con el 100% de la vida. No miro a otros como guía, miro adentro mío. Soy una expresión perfecta de Dios, viviendo 24 horas diarias para otros. - Soy un Quiropractor con principios –“

B.J Palmer llevó a la Quiropraxia a un desarrollo superlativo, al punto de que hoy en día es la tercera profesión de la salud en el mundo occidental, después de la Medicina y la Odontología. Gracias a sus esfuerzos en desarrollar a la Quiropraxia tanto desde el punto de vista filosófico y científico como educativo y legal hoy es una profesión universitaria con programas para graduarse que requieren de un mínimo de 4 años seguido por un entrenamiento clínico postgrado y/o exámenes para obtener la licencia. Reconocida por la OMS en 1988, actualmente hay alrededor de 60.000 Quiroprácticos practicando solamente en Estados Unidos y la profesión está establecida oficialmente en aproximadamente 79 países, enseñándose en 36 Universidades repartidas en diversos lugares del mundo.

 

Leer más

La quiropraxia cumple 114 años

Artículo publicado por el Lic. Roberto Chalukian el 21 de Octubre de 2009 en la revista LA OTRA REALIDAD titulado “La quiropraxia cumple 114 años”

Leer o Descargar

Leer más