Bienvenido al Centro Quiropráctico Chalukian!

Horario de Atención : Lunes a Viernes 9:00 a 20:00
  Contacto : (54) 11-4242-7849

Quiropraxia

A CADA NUEVO PACIENTE

Cuando un paciente busca cuidado quiropráctico, y cuando el quiropractor acepta a un paciente para tal cuidado, es esencial que ambos estén buscando y trabajando hacia el mismo objetivo. La Quiropraxia tiene una meta única: contribuir a la salud por medio de la corrección de la subluxación vertebral. Es, por lo tanto, importante que el paciente comprenda esa meta y los medios que serán empleados para su logro. De ésta manera no habrá confusiones, malos entendidos o falsas expectativas.

Los pacientes normalmente buscan tratamiento para aliviar cualquier dolor, enfermedad o malestar que lo esté preocupando. Aún cuando esa meta sea loable, diagnosticar y tratar malestares, dolores y enfermedades no es el objetivo de la Quiropraxia. Los quiropractores no tratan ni intentan curar enfermedades o afecciones.

La Quiropraxia está basada en la premisa de que los seres vivientes tienen una inteligencia innata y una fuerza vital para mantener su propia salud. Cuando el cuerpo es incapaz de mantener su propia salud y expresar vida plena, es frecuentemente debido a alguna forma de interferencia en la comunicación entre esa inteligencia y el organismo.

Una forma de interferencia ocurre cuando una vértebra de la columna se desalinea ligeramente en relación a un segmento adyacente de manera tal que perturba el funcionamiento de los nervios que pasan a través de o entre ellos. A ésta forma de interferencia se la denomina “subluxación vertebral”. Detectar, analizar y corregir ésta forma de interferencia al esfuerzo del cuerpo para mantenerse a sí mismo en óptima salud, es el trabajo del quiropractor.

El único servicio del quiropractor es examinar periódicamente la columna del paciente y, si se detecta una subluxación vertebral y se estima seguro realizar una corrección, hacerlo mediante un ajuste quiropráctico. El ajuste restablece una función nerviosa más normal. La única meta del quiropractor es la de corregir subluxaciones vertebrales con el propósito de remover ésta forma de interferencia a la transmisión adecuada de mensajes desde y hacia el cerebro sobre las vías nerviosas para permitir que la Inteligencia Innata pueda controlar y coordinar todas las células del cuerpo y por lo tanto los órganos funcionen al máximo potencial del que sean capaces. Es necesario tener en cuenta otros factores importantes: el grado de daño hecho a ese tejido, el tiempo transcurrido desde que ese organismo está subluxado, la edad, la calidad de su alimentación, su medio ambiente, factores hereditarios y sus hábitos de vida.

A pesar de que uno no puede estar saludable mientras esté subluxado, la salud es mucho más que la ausencia de subluxaciones. El ajuste no pretende ser una panacea para todas las enfermedades ni un tratamiento para ninguna enfermedad en particular. Su intención es la de reponer las vértebras a su relación normal y, de esa manera, quitar una grave forma de interferencia al funcionamiento del sistema nervioso.

El examen y asistencia quiropráctica no son sustitutos de otras formas de asistencia. Se aconseja al paciente que, si busca otra clase de servicios o desea conocer si necesita de los servicios de cualquier otro profesional de la salud, debería consultar a ese prestador para conocer su opinión experta. Estar libre de subluxaciones es complementario con cualquier otro procedimiento que mejore la calidad de vida.